“Intereses políticos van tras vacunación”

Epidemiólogo advirtió que ataques buscan tumbar campaña del gobierno a un mes de comicios. Investigadora de la UPCH explicó informe preliminar ante el Comisión COVID-19 del Congreso.

0
120
Caja de Resonancia. El Congreso hizo de eco de cuestionamientos y puso el tema en agenda. (Foto: Congreso)

Los ataques contra la vacuna de Sinopharm adquirida por el Gobierno peruano y utilizada en la campaña nacional de vacunación contra el COVID-19, se deberían a intereses políticos de grupos específicos con miras a las elecciones generales del 11 abril.

Así lo refirió el epidemiólogo y decano del Colegio Médico de Lima, Juan Astuvilca, quien pidió a la población no alarmarse frente a noticias fatalistas basadas en información “malinterpretada”.

Lamentablemente acá hay muchos intereses políticos, se acercan las elecciones y vemos a candidatos de ciertos partidos haciendo un análisis de un informe preliminar no concluyente. Eso no le hace bien al país, genera mucha incertidumbre y rechazo hacia una vacuna que ha demostrado ser efectiva en otros países”, expresó.

Para el especialista, hubo una “mala lectura” del informe preliminar –presentado en un canal de televisión el último viernes– sobre los ensayos clínicos de las dosis chinas.

Los datos no indican la eficacia sino el porcentaje de infección, que es de un 34.3% ante la cepa de Wuhan. La protección vendría ser la diferencia, es decir, casi un 70%. Hay una mala lectura por intereses políticos, vemos congresistas solicitando la vacancia del presidente Sagasti por un informe que aún no es concluyente y que debe ser correctamente interpretado”, sostuvo.

PRESIÓN EN EL CONGRESO

Ayer, la nueva investigadora principal del ensayo clínico patrocinado por la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH), Coralith García, y el coordinador de investigación de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), Eduardo Ticona, se presentaron ante la Comisión Especial COVID-19 del Congreso.

En la sesión, que duró casi cuatro horas, la doctora indicó que aún no se ha medido la eficacia ante una infección de COVID-19 sintomática, objetivo principal del estudio. “La eficacia protectora para enfermedad sintomática no ha sido calculada, no es del 34.3% donde hay pacientes sintomáticos y asintomáticos”, refirió.

Señaló además que, hasta el momento, se ha evidenciado que las personas inmunizadas tienen menos riesgo de ser hospitalizadas. “Si un paciente recibió la vacuna de Beijing, tiene 91% menos probabilidades de ser hospitalizado en comparación a alguien que recibió placebo”, manifestó.

Mientras que congresistas como Daniel Olivares (PM) pidieron no alimentar la desinformación en torno a este tema, el legislador Erwin Tito Ortega (FP) planteó de manera irresponsable suspender la vacunación hasta que concluyan los ensayos clínicos, lo cual fue rechazado por García. “La vacuna previene las formas graves de la enfermedad, que son neumonía y hospitalización. Con el resultado preliminar podemos afirmar eso”, aseguró la investigadora.

Por otro lado, en conversación con este diario, el presidente de la comisión que investiga la vacunación irregular,  Otto Guibovich, dijo que su mesa de trabajo tendrá 20 días adicionales para cerrar el caso.

Son 20 días adicionales al plazo inicial de 15 días. Era imposible cerrarlo en tan poco tiempo, tenemos algunas conclusiones preliminares; por ejemplo, hemos visto que no son 12 mil voluntarios sino 11,650”, reveló.

TENGA EN CUENTA

  • Astuvilca indicó que el término ‘eficacia’ se usa en ensayos clínicos mientras que ‘efectividad’ en resultados reales fuera de un estudio.
  • En los ensayos clínicos de Sinopharm realizados en Perú por la UPCH, 2,361 voluntarios recibieron la vacuna de Beijing,  otros 2,363 la de Wuhan y unos 2,377 recibieron placebo.
  • Con este informe preliminar podemos abrir el ciego para que cada voluntario sepa qué recibió”, dijo la investigadora principal UPCH, Coralith García.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here